Todos los días generamos basura que, mucha de ella, no es necesaria. Desde el primer momento al levantarnos comenzamos a dejar un rastro del que nosotros nos olvidamos fácilmente pero el planeta no.

Restos de comida, envoltorios, cajas, tapones, botellas y poco más, son parte de ella. Cada español genera 1,26 kilos de residuos urbanos al día, lo que supone casi media tonelada al año. En la actualidad menos de la mitad de estos residuos se reciclan, lo que convierte a este fenómeno en un problema para la sostenibilidad.

Reciclaje doméstico

Entendemos por residuo todo aquel producto que ya hemos utilizado y del que queremos deshacernos.

Para la mayoría de nosotros nada de lo que tiramos tiene el mínimo valor, pero la realidad es que sí lo tiene. Diariamente se desperdician muchos materiales, como papeles, cartones, plásticos, vidrios, metales que podrían tener fácilmente una segunda vida.

Las razones por las que reciclar es tan beneficioso son fáciles:

  1. Ahorro de materias primas, que dejamos de extraer de la Tierra.
  2. Ahorro de agua y energía, porque consume menos reciclar un residuo para generar un nuevo material, que extraerlo nuevamente.
  3. Disminuye el nivel de residuos en vertederos controlados
  4. Disminuye el nivel de residuos en vertederos incontrolados

Por qué razones no reciclamos en casa:

Algunas veces se justifica con la falta de espacio y que no se pueden colocar dos, tres o cuatro nuevos contenedores de basura.

Otras veces se dice que por falta de tiempo, ya que vamos muy ajetreados y es más rápido tirarlo todo junto.

También se dice que porque uno lo haga o no lo haga, no habrá diferencia al final.

O también que si se recompensará el esfuerzo extra, sí que se reciclaría. Bien con un pago directo o con un descuento en la factura.

El último de los motivos más abundantes es el desconocimiento o la dificultad para reciclar.

Las respuestas a estas razones son sencillas, ya que lo más difícil es crear un nuevo hábito que requiere un esfuerzo mayor no siempre reconocido.

La falta de espacio muchas veces no es real, ya que hay soluciones que ocupan poco más que un cubo de basura tradicional. Y el volumen total es el mismo.

El empleo de más tiempo es cierto, pero una vez creado un nuevo hábito, apenas es perceptible.

Cuando una persona decide reciclar en casa, aporta. Cada persona que recicla, nos acerca más a una sociedad sostenible.

Algunos países tienen iniciativas que recompensas el reciclaje doméstico, si bien en España de momento no hay.

Algunos residuos son difíciles de identificar y separar, pero con guías de reciclaje podemos solucionarlo.

¿Cómo se recicla en casa?

El reciclaje en casa es más fácil de lo que parece, ya que no es necesario ser muy exhaustivo.

Lo más importante es la organización: contar con 4 cubos o recipientes diferentes sería lo ideal (uno para papel y cartón, otro para envases, otro para vidrio y el último para resto).

Las principales fracciones de residuos que deberíamos tener en cuenta y separar son:

El reciclaje es una de las mejores maneras de aportar nuestro granito de arena para cuidar el medio ambiente. ¡Aprende las claves para hacer un buen reciclaje en la vivienda!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.